diferencias Santiaguiño y Cigala Real

¿Conoces las diferencias entre Santiaguiño y Cigala Real? ¿Te cuesta distinguir entre estas dos especies de crustáceos? Si es así, estás en el lugar correcto. Hoy vamos a desentrañar los misterios que rodean a estos dos exquisitos tipos de marisco, muy apreciados en la gastronomía pero a menudo confundidos entre sí. Acompáñame en este viaje culinario para descubrir sus diferencias, similitudes y cómo sacarles el máximo partido en la cocina.

Santiaguiño vs Cigala Real

El Santiaguiño (Scyllarus arctus) y la Cigala Real (Scyllarides latus) son dos joyas del mar que a menudo se cruzan en nuestras búsquedas de marisco fresco para recetas especiales. Aunque a primera vista puedan parecer similares, cada uno aporta su propia esencia y peculiaridades a la mesa.

El Santiaguiño, también conocido como Santiaguito o Santiaguín, destaca por su delicada textura y su sutil sabor, haciéndolo un favorito para los paladares que buscan una experiencia gastronómica refinada. Por otro lado, la Cigala Real o Cigarra de Mar, con un sabor más intenso y una carne más firme, promete satisfacer a quienes buscan un marisco con carácter.

Origen y Hábitat

El Santiaguiño se encuentra principalmente en aguas poco profundas y rocosas del Atlántico y el Mediterráneo, prefiriendo los escondrijos que le ofrecen las rocas y las grietas. Su habilidad para camuflarse con el entorno lo convierte en un habitante discreto del mar. Los Santiaguiños de nuestra pescadería online vienen directamente de aguas gallegas.

La Cigala Real, por otro lado, prefiere las aguas más profundas y arenosas, extendiéndose desde el Mediterráneo hasta las costas africanas. Esta preferencia por hábitats diferentes es un reflejo de sus adaptaciones únicas y juega un papel crucial en las diferencias de sabor y textura entre ambos.

Santiaguiño vs Cigala Real
Santiaguiño a la izquierda, Cigala Real a la derecha

Aspecto físico y tamaño

Visualmente, también existen diferencias entre el Santiaguiño y la Cigala Real. Si te fijas bien, el Santiaguiño tiene un caparazón más plano y patas más cortas. Por el contrario, la Cigala Real luce un caparazón más robusto y patas largas y delgadas.

En cuanto al tamaño, la Cigala Real tiende a ser más grande, llegando a alcanzar hasta 30 cm de longitud, mientras que el Santiaguiño suele ser más modesto en tamaño. Estas diferencias no solo impactan en la presentación en plato, sino también en la cantidad de carne que cada uno ofrece.

Característica Santiaguiño Cigala Real
Tamaño Más pequeño, raramente supera los 20 cm Más grande, puede alcanzar los 30 cm
Caparazón Plano y ancho Robusto y cilíndrico
Patas Cortas y robustas Largas y delgadas
Forma de la cola Redondeada y corta Larga y puntiaguda
Peso Ligero, menos de 100g Puede superar los 200g
Color Tonos marrones a rojizos Coloración más intensa, de marrón a rojizo oscuro

Además, la Cigala Real o Cigarra de Mar, puede presentar tonos liláceos en partes de su cuerpo, especialmente en ciertas áreas como las articulaciones de las patas o en el caparazón. Estos tonos de color lila pueden variar en intensidad dependiendo de varios factores, incluyendo la edad del ejemplar, la dieta, el estado de salud y otros factores ambientales.

caracteristicas-cigarra-de-mar
Una Cigarra de Mar sobre el lecho marino

Sabor y textura

Cuando hablamos de sabor y textura, aquí es donde realmente brilla la diferencia entre estos dos mariscos. El Santiaguiño, con su carne más suave y sutil, es perfecto para aquellos que prefieren sabores más delicados. Su textura tierna es apreciada en recetas que buscan resaltar la calidad del marisco sin sobrecargar de sabor.

En contraste, la Cigala Real ofrece una carne más densa y un sabor profundo, capaz de sostenerse frente a ingredientes y condimentos más fuertes, convirtiéndola en la estrella de platos con carácter.

santiaguiños cocidos
Plato de Santiaguiños cocidos

Recetas

La versatilidad de estos mariscos permite su incorporación en una amplia gama de recetas. El Santiaguiño es ideal para platos donde se busca realzar su textura y sabor sutiles, como puede ser al vapor o en una ligera salsa. La Cigala Real, con su carne más firme, es perfecta para asados, guisos o incluso a la parrilla, donde su sabor intenso puede combinarse armoniosamente con otros ingredientes.

Independientemente de tu elección, ambos mariscos aportan una experiencia única al paladar, elevando cualquier receta de marisco.

Conclusiones: Santiaguiño vs Cigala Real

Tanto el Santiaguiño como la Cigala Real ofrecen experiencias culinarias únicas y son capaces de satisfacer a los amantes del marisco más exigentes. La elección entre uno u otro dependerá de tus preferencias personales en cuanto a sabor, textura y el tipo de receta que deseas preparar.

Mientras que el Santiaguiño es ideal para aquellos que buscan sutileza y delicadeza en sus platos, la Cigala Real se presenta como la opción para quienes prefieren sabores intensos y texturas firmes.

No importa cuál elijas, ambos son garantía de una experiencia gastronómica inolvidable.

Y recuerda, en nuestra pescadería online puedes encontrar marisco fresco de las mejores subastas nacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Add to cart