Hoy hablamos de dos manjares muy importantes en nuestra selección de Mariscos y Pescados Premium. Tanto el Buey de Mar como el Centollo no pueden faltar en nuestra tienda online. Pero, ¿sabes distinguirlos?

Como puedes observar, El Buey de Mar tiene un caparazón liso y de forma ovalada. Su color es pardo y el vientre muestra un color blanco o con manchas pardas. Su carne es de textura delicada y sabrosa. Es el que tiene más carne y todo el sabor del mar.

buey de mar
Buey de Mar Fresco – Esencia del Mar

Su cuerpo es más ancho que largo y tiene cinco pares de patas. El primer par de patas son dos grandes pinzas. La punta de estas es de color oscuro.
Emplean las pinzas para romper caparazones de otros crustáceos y conchas y así poder alimentarse.

Tiene la capacidad de reproducir los miembros después de que les sean arrancados o rotos. 

Los machos muestran unas pinzas más grandes que las de las hembras. Mientras que hembras muestran un abdomen más abultado que los machos

El resto de las patas son peludas y el último par es más pequeño. El Buey de Mar aunque puede desplazarse de frente, habitualmente lo hace de lado como otros cangrejos. Puede medir desde 10 centímetros hasta 25 centímetros. Y el peso oscila desde 300 gramos hasta 5 Kilos.

Desde Esencia del Mar seleccionamos el mejor Buey de Mar del mercado exclusivamente para ti. Además, te damos gratis la opción de servirlos hervidos.

El Centollo es un crustáceo con forma redondeada y un cuerpo bastante grueso. Si te fijas bien, tiene un color rojo oscuro.

Los Centollos machos son más grandes, tanto en el tamaño de su caparazón como en el volumen de sus patas y tenazas. En cambio, las hembras son más pequeñas y tienen las patas recogidas.

A nosotros nos encanta la Centolla: Seleccionamos de las mejores cetáreas las mejores centollas. Cuando nuestra Centolla Gallega entra en veda aseguramos todo el año este manjar en exclusiva para ti.

centolla fresca
Centolla Fresca – Esencia del Mar

Su caparazón está repleto de protuberancias afiladas que pinchan como agujas. Por lo que cuidado al manipularlo.

En el Centollo destacan dos de estas protuberancias más grandes en la parte frontal. Y sus dos ojos son retráctiles. 

Tiene cinco pares de patas delgadas y cubiertas de pelos. Las dos primeras patas son unas pequeñas pinzas muy largas, llegando a ser del doble de longitud que el propio centollo. Tienen el abdomen doblado bajo el caparazón (cefalotorax).

El tamaño de los centollos es de 12 centímetros, los más pequeños, hasta 20 centímetros, los ejemplares más grandes. 

Su peso puede oscilar desde los 500 gramos hasta los 4 kilos.

¿Cómo se alimentan los Centollos? Principalmente se alimentan de estrellas de mar, algas, moluscos, erizos, invertebrados del fondo marino como los pepinos de mar y de peces planos como lenguados.

Con estas pistas seguro que ya sabes diferenciar un Buey de Mar de un Centollo:


La diferencia principal entre el Buey de Mar y el Centollo es el caparazón.
El Centollo está cubierto de protuberancias y el Buey de Mar es liso. Además podemos percibir diferencia entre el Buey de Mar y el Centollo en su color. 

El Centollo es de color rojo intenso mientras que el Buey de Mar tiene tonos marrones más apagados. 

Al final, escojas el que escojas, ambos son un lujo para el paladar, tienen un sabor inigualable. Desde Esencia del Mar los ofrecemos 100% frescos con una calidad 100% garantizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Add to cart